Archivo | Conflicto armado en Colombia RSS feed for this section

Farc-Gore, la “chispoteada” de Chávez y los calores de Piedad

24 Sep

1. Desde la muerte de ‘Raúl Reyes‘, los medios están en una grotesca competencia por ver quién publica la imagen más explícita y sangrienta de los grandes jefes guerrilleros caídos en combate.

Si yo fuera miembro de  algún grupo de metal colombiano bien cochino,  estaría de fiesta. ¡Ya hay portada para el próximo CD! ¿Escojo la cabeza medio ahuecada y la pierna cortada de ‘Raúl Reyes’? ¿O me voy a la moda con el rostro inflado y derretido del ‘Mono Jojoy’ en una sopa de sangre?

Porque si no soy el líder de Purulent, Vomitorium o Cadaverus INsangrentis, no veo para qué pueden servir estas imágenes. ¿Realmente es necesario mostrar tanto? Si el Ejército quiere atemorizar y advertir a los guerrilleros sobre su inminente futuro, definitivamente lo logró. ¿Pero no lo debería hacer de una manera un poquito menos macabra? ¿Quiénes son los sanguinarios? ¿Ellos o las Farc?

Aunque la mayoría de colombianos lo tenemos claro, imagínense estas fotos en manos de los idiotas útiles de las Farc que abundan en Suecia, Suiza y Noruega. El alto mando militar tendrá que asumir el efecto negativo que puede tener en su prestigio internacional la publicación de imágenes de los cadáveres desfigurados de sus enemigos.

Las ONG’s y grupos de izquierda en Europa y Estados Unidos con fuerte influencia en departamentos de relaciones exteriores no sabrán quiénes son los sanguinarios. Por favor, dejen algo a la imaginación.

2. Aunque ya hace muchos años la creatividad de Roberto Gómez Bolaños se detuvo, gracias a Dios aún contamos con humoristas y personajes tan graciosos y ocurrentes como los del mundo de la CH.

El demo-dictador de Venezuela, Hugo Chávez (¡Con CH de Chespirito!) es uno de ellos, y aunque supera en peso y maldad a cualquier personaje del Chavo del Ocho, sus “chispoteadas”  son de antología. La más reciente, es de las mejores que he visto en años.

En plena Asamblea General de la ONU, el embajador de Venezuela ante este organismo, Jorge Valero,  propuso que el  mundo (sí, el mundo) debía sustituir al modelo económico actual por una globalización de la “revolución bolivariana” para crear una sociedad donde reinen “la justicia, la igualdad y la solidaridad, con plena vigencia de los derechos humanos y las libertades democráticas”.

¿¿¿No es de lo más gracioso que les han contado en años???

3. Por último, Piedad Córdoba se refirió al ‘Mono Jojoy’ como un “guerrero” que había muerto como parte del conflicto armado. ¿Guerrero? ¿En serio? ¿Tan heroico era para la señora Córdoba?

Aunque a veces no lo quiera aceptar, creo que el papel de Piedad Córdoba es importante dentro de la sociedad colombiana; siempre debe haber alguien que asuma sus posiciones, una voz disonante, incómoda, que defiende lo que parece ofensivo para muchos y que exprese una corriente de pensamiento y acción a veces incomprensible dentro de la amplitud de la democracia.

Pero a las cosas hay que llamarlas por su nombre, y el ‘Mono Jojoy’ no “era un guerrero”; era un asesino y punto. Si acaso un guerrillero, pero lejos de ser comparable con un samurai, por Dios.

Creo que el turbante le esta cocinando el cerebro a la señora y ya hace rato esta dando signos de recalentamiento. Que se ponga unos hielitos.